Enamorarte de ti

Enamorarte de ti

En las últimas semanas, una de las dudas que más me han planteado en  las entrevistas de exploración y en los talleres que llevo en este mes es si de verdad puedes aprender a quererte. La respuesta es SÍ. Las experiencias de mis clientas así lo demuestran. Y, la mía también.

Cuando nos vemos por primera vez, tienen claro su objetivo: llegar a amarse, respetarse, no hacerse daño, ser capaces de tomar el timón de sus vidas. Ser felices.

Antes de plantearte cuál es el propósito de tu vida, fijar metas, diseñar un plan de acción, … necesitas saber quién eres . Si no sabes quién eres, no puedes hacer nada.

Es el primer paso en cualquier proceso personal o grupal.

Descubrir quién eres, qué rasgos tuyos te hacen diferentes a los demás. Tu nombre te diferencia y te dice de dónde vienes. Esa familia, que ves cuando miras hacia atrás, te sostiene y te ha traído hasta el momento presente. Agradecimiento.

Cimentar las bases con unos valores que te vayan acompañando, eligiendo en función del momento en el que te encuentres. Dirección.

Identificar y, a veces, descubrir, tus dones, esos que son solamente tuyos. Los que mantiene intactos tu niña interior. Ponerte manos a la obra.

Reconocer tus fortalezas y lo logros obtenidos para que te ayuden. Tus debilidades para estar alerta, y que no te cojan desprevenidas. Confianza y seguridad en las decisiones que vas a tomar en el camino.

Detallar y priorizar los roles que representas en tu vida. Elección.

Aceptarte cómo eres es imprescindible para hacer cualquier cambio. Es de donde partes. Agradecimiento de nuevo, perdón.

Revisar las creencias, las buenas y las que te limitan. Desplegar una serie de refuerzos para cuando aparezcan los saboteadores. Acción.

No poner tu vida en manos de los demás. Límites, libertad.

Saber quién eres te da espacio y tiempo para quererte, para estimarte. Compasión, perdón, agradecimiento.

El conocimiento de ti misma te permite llegar a amarte, no maltratarte, respetarte, tener una relación excelente contigo.

Aceptar lo bueno y lo no tan bueno que hay en ti.

Todo este proceso de conocimiento es un primer escalón para pasar del Yo al NOSOTROS, para desarrollar el sentido de pertenencia a la comunidad. No vivimos solas.

Una vez que ya sabes quién eres puedes empezar a remodelar tu vida, diseñar un plan de acción a medida. Exclusivo para ti. Recurrir a herramientas y dinámicas que te permitan aprender a partir de tus acciones y actividades. Irás descubriendo por ti misma a través de tus experiencias. Todo te lo llevarás tatuado en tu piel.

Si quieres que te acompañe dale aquí

Nos vemos pronto 

Inmaculada Martínez

Acompaño a mujeres que quieren saber más de ellas mismas y biencuidarse.

COMPARTE ESTE POST

Share on email
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on print
Share on linkedin

Sigueme en

Estoy aquí para ti Para acompañarte cuando miras al horizonte y sueñas con nuevas metas. Para asegurarte que los cambios en tu vida no son una amenaza, sino una oportunidad. Para ayudarte a que conectes con tu esencia y redescubras la vida que tienes por delante.

 

ipadInmaculada

¡Enhorabuena! Quiero que empieces con buen pie, y por eso tengo reservado un regalo para ti:

Un Cuaderno de Exploración

¿Quieres saber cómo funciona?